Coutinho y Dembélé para levantar los ánimos

El Barcelona trabaja en paralelo por los dos futbolistas

El Barcelona echará el resto por Philippe Coutinho y Ousmane Dembélé. La salida de Neymar, la dolorosa derrota contra el Madrid en el Camp Nou y la debilidad de la Junta Directiva ante la sombra de una moción de censura obligan a Josep Maria Bartomeu a intentar los dos fichajes para ilusionar a la parroquia y dotar de más argumentos a la plantilla que entrena Ernesto Valverde.

“Es obvio que hay que fichar”, repitió ayer Sergio Busquets en sala de prensa. En otra cosa no, pero en la necesidad de ir al mercado sí que hay consenso entre el vestuario y el palco. Caras nuevas, eso sí, para el ataque. Porque para la defensa, como explicó MARCA hace unos días, se apalabró la contratación de Iñigo Martínez y días después acabó por descartarse. El donostiarra era muy caro (32 millones) para no ser indiscutible y alteraba el orden en el centro de la zaga.

Despejada la incógnita en esta demarcación (a la espera de Yerry Mina) y aparcada, después de varios cambios de opinión, la incorporación de un interior de toque, el Barcelona lleva muchos días concentrado en el relevo de Neymar. Con Philippe Coutinho, mediapunta estrella del Liverpool, los primeros contactos se produjeron hace meses. Durante la gira americana, cuando la salida de Ney empezó a asumirse, el club alcanzó un acuerdo con el brasileño y comenzó a negociar con el conjunto inglés, que ha resistido hasta que el jugador ha solicitado el transfer request. Eso no significa que el Barça no vaya a pagar más de 100 millones de euros entre fijos y variables por un futbolista que puede adaptarse tanto a la demarcación de extremo como a la de interior.

No juega en Champions

Mientras dura la negociación entre clubes, Coutinho aduce problemas de espalda para no jugar citas tan importantes como la previa de la Champions. “No podré influir en su decisión”, confesó Jordan Henderson, futbolista red, en una muestra de la firme voluntad del brasileño de acabar en el Camp Nou, donde no podrá coincidir con su compatriota y coetáneo Neymar.

Con el ex del Espanyol y del Inter de Milán hay más optimismo que con Dembélé, cuya incorporación está en un punto menos avanzado. Apartado del día a día del Borussia Dortmund por indisciplina, el extremo francés gusta por su desborde y futuro prometedor. El club alemán mantiene el castigo al futbolista mientras busca un relevo en el mercado y negocia cantidades con el Barça. Persigue ingresar 150 millones de euros entre fijos y variables, pero el club azulgrana no está dispuesto a llegar a esta cifra, de ahí que conserve el interés por Ángel Di María, desvelado por MARCA hace pocos días.

Acuciada por las urgencias, y aunque sea a un precio hinchado, la Junta del Barça quiere hacer un esfuerzo en un momento bajo. Si ambas operaciones acaban cerrándose, las arcas azulgranas batirán récord de gasto.

TOMADO: http://www.marca.com/

Sobre neymar11 4086 artículos
Mi nombre es Jorge Infante Verdecia, vivo en la provincia de Holguín. Soy fiel seguidor del FC Barcelona y Brasil, es decir fanático del buen fútbol.

3 comentarios

  1. que sufrido estos Madrilistas fans de Cristina Ronaldo jajaj diez años a la sombra del mejor dream team que jamas haya visto el futbol y ahora salen con esas jajaja

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*