Las claves del Barça-Leganés, por Lobo Carrasco

El Barça inició con presión dura y alta para sorprender al 1-4-1-4-1 de Asier Garitano y lo consiguió aunque con un gran problema: sólo duró quince minutos la efervescencia, el gol de Messi –tras abordar un gran pase exterior/diestra de Luis Suárez– y el animado ritmo.

Un simple pase largo de Alberto a la espalda de la defensa blaugrana sirvió para que El Zhar se presentase ante Ter Stegen. El guardameta alemán salvó el mano a mano y también el posterior remate seco y raso con su prodigioso guante izquierdo. Un aviso que dio alas al Lega y ‘bajón’ a los blaugrana. Quiso reanimar al equipo Leo, asociándose con Suárez, pero Herrerín le negó el segundo gol elevando su brazo derecho. ¡Enorme despeje! Y vuelta al partido creciente del Leganés.

2. El medio campo no carbura

Antes de llegar al descanso, el “run, run” en las gradas al ver al equipo pepinero acosando en área azulgrana. Otra vez El Zhar probó derechazo, desvió a gol Umtiti pero Ter Stegen estuvo tan veloz en la reacción como milagroso despejando. Malas sensaciones.

Tras la charla e hidratación, nada mejoró en el once blaugrana. El gran problema, vuelvo a lo escrito en la Previa, era el escaso rendimiento del mediocentro encarnado por André Gomes. En esa posición, ve tarde la presión y pocas veces elige el mejor pase. Fue doloroso ver a Messi teniendo que ir a las zonas del portugués para orientar la pelota en la mejor dirección. En los pasillos interiores, Rafinha bien y punzante; Rakitic queriendo ser protagonista aunque con fallos técnicos -centrando- impropios de su gran clase. Si ayer Mathieu no hubiera estado tan acertado corriendo a quitarle la gloria a Guerrero, el Barça hubiera sucumbido. Un pase larguísimo del lateral Tito bastó para tan grave compromiso. Puerta abierta en medio campo para los pasadores visitantes.

3. Estadística escalofriante y penalti salvador

Merecía empatar el Leganés y lo consiguió aprovechando los cambios, Unai López y Machís, y un error de Sergi Roberto para alegría del veloz extremo y derechazo con el interior del mediocampista.

Empate merecido porque minutos antes Ter Stegen evitó el gol de Guerrero tras recibir un mal despeje aéreo de Umtiti (¡balón directo de Herrerín!).

El calado de la triste derrota sufrida en el Parque de los Príncipes, sólo lo iluminaban el descaro de Neymar, la movilidad de Suárez y cada vez que Messi entraba en contacto con la pelota. Pero mucha intermitencia por culpa de ese medio campo tan poco dominante. Salieron Denis, Iniesta y finalmente Jordi Alba para arreglarlo pero otra vez fue Leo quien lo hizo fusilando un penalti cosechado por Neymar (a Mantovani). Tres puntos tristes porque a fútbol no nos ganaba nadie. Mirad esto: el Leganés remató tanto como el Barça y tuvo las mejores ocasiones. Busquets, Iniesta y Rakitic, volved.

http://www.mundodeportivo.com/futbol/fc-barcelona/20170220/42162029773/las-claves-del-barca-leganes-por-lobo-carrasco.html

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*