La magia de Messi y Neymar aniquila al Celtic

20160913-636093991800114093_20160913213630-kZ9C-U41286370288s9D-980x554@MundoDeportivo-Web

La herida de la derrota liguera ante el Alavés ha durado poco en el ámbito emocional. Otra cosa es lo que costará recuperar esos tres puntos en la clasificación liguera. Pero el Barça espantó ayer,con goles de Messi (3), Neymar, Iniesta y Suárez (2), cualquier atisbo de sombra con una actuación completísima en conjunto que contó con el fútbol maravilloso de Messi y Neymar para liquidar sin contemplaciones a un Celtic que venía a tratar de evitar la goleada. No lo logró.

Los goles con los que el Barça ventiló la primera jornada de Champions fueron todos ellos portentosos. Cualquiera de ellos hace que valga la pena ir al fútbol. La maquinaria barcelonista produjo siete. Por suerte, este grupo ha demostrado ampliamente que eso no significa que los haya gastado todos en una noche. Vendrán más, seguro. Neymar, verdugo habitual del Celtic, y Messi lideraron las operaciones, con un Suárez menos brillante que al final obtuvo el premio a su trabajo con un golazo, pero el 6-0 fue una obra coral, con mérito de todos y protagonismo hasta para Ter Stegen, que detuvo un penalti con 1-0.

Muchas cosas pasaron en una noche sobresaliente del Barça, la mayoría de ellas, eso sí, alrededor del tándem Neymar-Messi, dispuestos a pisar fuerte en Champions desde el primer día. El Celtic trató de copiar al Alavés y salió con un 5-4-1 que cuando tenía el balón se convertía en 5-3-2 o 3-5-2 si a los laterales les daba un ataque de audacia. Lo que pasa es que el Celtic no es el Alavés ni el equipo que tuvo delante era el Barça del sábado anterior.

Y no sólo por los nombres (marcaron los ausentes hace tres días), sino porque el ritmo con el que salió el conjunto azulgrana fue altísimo. El planteamiento, muy parecido; la ejecución, antagónica. Con el balón yendo de un lado a otro y, sobre todo, Messi moviéndose por todas partes y sacando de zona a su teórico marcador, al conjunto escocés le salían agujeros por todas partes. Por mucho que hubiesen intentado, ayer el estado de gracia de Leo hacía inútil cualquier sistema defensivo. Una pared a un ritmo endiablado entre Messi y Neymar culminó, al tercer minuto, en un chut del argentino que se coló como un obús en la portería de De Vries.

Messi estaba enchufado, haciendo de todo. Pases, regates, túneles y disparos como uno que marchó fuera por poco o asistencias como una que dejó solo a Suárez, que desaprovechó la ocasión. Y, sin embargo, mediado el primer tiempo, el Celtic pudo cambiar el color de las cosas a través de un penalti. Dembélé, su hombre más avanzado, recibió un pase avanzado entre líneas de Sinclair, punta izquierda en la media de cuatro escocesa, y Ter Stegen le hizo penalti, como para poner un poco de drama al debut en Champions. Y lo detuvo.

Todo a punto para que siguiera el festival y, sólo tres minutos después del penalti detenido, Messi y Neymar decidieron sentenciar para evitar sobresaltos. Tras otra pared diabólica entre ambos, se colaron hasta la cocina con asistencia final del brasileño que Messi transformó en el 2-0.

Ya con el Camp Nou disfrutando, el Barça empezó a gustarse, con pases de rabona o un recorte magistral de Neymar en el área que Messi no logró transformar en gol. En el segundo acto comenzó con falta que Messi cedió a Neymar, que le había asistido en los dos primeros goles, y el brasileño la clavó.

Neymar había sido protagonista de los tres primeros y la fiesta continuó con el cuarto, en el que dio un centro medido para que Iniesta, que había entrado por un Rakitic que en el primer tiempo había estado en todas partes, se estrenase esta temporada como goleador. Ya en el quinto, con asistencia de Andrés y remate a gol de Leo para el ‘hat trick’, el brasileño fue espectador.

Con el 5-0 y el Celtic entregado, Luis Enrique hizo cambios y André Gomes, que se estrenó como titular, se ubicó como medio centro para que Busquets, reemplazado por Rafinha en los minutos finales, pudiese tener descanso. Suárez marcó por fin en el tramo final, dos goles a pase respectivamente de Neymar y Messi. El primero, brutal por el pase en globo del basileño y el control y remate del uruguayo; el segundo, con Messi rompiendo el fuera de juego por poco. El tridente de afina.

http://www.mundodeportivo.com/futbol/fc-barcelona/20160913/41286370288/la-magia-de-messi-y-neymar-aniquila-al-celtic.html

1 Comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*