Las claves del nuevo Arda

img_mcorbera_20160901-171529_imagenes_md_terceros_fcb_2016-09-01_entreno_15-kxFE-U41146033068gSF-980x554@MundoDeportivo-Web

Arda Turan es otro en la temporada que justo ha comenzado. La ausencia de Neymar al estar concentrado con su selección para disputar los Juegos Olímpicos le abrió al turco las puertas de la titularidad y ha aprovechado su momento. A día de hoy todo el mundo sigue considerando a Ney el titular, pero ve en Turan a un más que digno sustituto. Y eso que en la Eurocopa, sólo un mes antes, las cosas pintaban muy feas para el ex del Atlético. Sin embargo, Arda ha sabido rectificar tras tocar fondo y se ha preparado para la primera temporada en que podía contar desde el principio para Luis Enrique. Por ahora se está reivindicando como el jugador por el que el Barça pagó casi 40 millones de euros el verano de 2015 por petición de Luis Enrique.

Varias son las claves de esta transformación en positivo de Arda, un jugador que en la pasada Eurocopa fue pitado cruelmente por los propios seguidores de la selección turca. Para más ‘inri’, esa humillación la vivió en el partido contra España, donde jugaban varios compañeros suyos en el Barça y, antes, en el Atlético. Aunque el castigo fue excesivo, la realidad es que Arda estaba entonces muy lejos del jugador espectacular que maravilló en el Calderón.

Más fino

Hundido, lo primero que comprendió Arda es que debía ponerse a tono a nivel físico. Los primeros seis meses en el Barça, sin poder competir, le habían afectado en cuanto a su estado de forma. Estaba algo pasado de peso y este verano, tras recibir unas pautas médicas, decidió aplicarlas a rajatabla. El resultado se ha comprobado al final de la pretemporada: Turan ha bajado 4 kilos del peso con el que acabó la pasada temporada. Un factor que le ha permitido desarrollar su juego con más facilidad. Ahora se le ve más fino y más veloz. En cambio, en sus primeros meses en el Barça se le veía más pesado y sin chispa. El jugador recibió unos consejos alimenticios de los doctores del Barça y los está cumpliendo, comiendo lo que le pautan. Además, hace trabajo extra en el gimnasio, lo que ya se ha dejado ver en su cuerpo.

Se siente útil

Otro factor que ha jugado a favor de Arda es el psicológico. Esta pretemporada la empezó sabiendo que ya podía jugar desde el principio. La pasada campaña no fue así por culpa de la sanción FIFA que le mantuvo parado hasta el mes de enero. Aquellos cinco meses sin competir le pasaron una clara factura en cuanto a ritmo de competición. En el segundo tramo de la temporada ya no lo cogió, algo que se vio claramente en la Eurocopa con Turquía, cuando llegó sin fuelle. Esta pretemporada vislumbró la opción de jugar desde el inicio y la ausencia de Neymar supuso un acicate extra. Este verano Turan ha creído que puede ser útil.

Más avanzado

A Arda también le ha venido bien el cambio de posición. Es decir, le ha ayudado jugar en la posición de teórico extremo en vez de hacerlo en la de interior. Los interiores del Barça deben abarcar mucho campo y si no están bien físicamente padecen mucho. Incluso un auténtico pulmón como Rakitic ha acabado partidos desfondado por tanto despliegue. Actuar de interior la pasada campaña afectó a un Arda que, además, no tenía ritmo de competición. Esta temporada jugar arriba le ha liberado de ciertas servidumbres defensivas y le ha situado más cerca del área, donde ha podido mostrar su habilidad en el pase y su llegada a la portería rival.

En deuda con Lucho y ‘picado’ tras la Eurocopa

Por otro lado, el turco ha apretado porque se siente en deuda con Luis Enrique. El técnico apostó fuerte por él cuando en 2015 forzó a la Junta Gestora a acometer su fichaje y lo ha hecho este verano dándole la titularidad en el puesto de Neymar. Arda, además, volvió ‘picado’ de la Eurocopa, con ganas de demostrar que no era un futbolista acabado para la alta competición como habían dicho algunos medios en su país

http://www.mundodeportivo.com/futbol/fc-barcelona/20160907/41146033068/las-claves-del-nuevo-arda.html

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*