1-0: Messi nunca se fue

U322457_020_20160902034425-khnB--980x554@MundoDeportivo-Web

Este Messi es rubio, ríe, tiene la suerte que le faltó la última vez. Ya no hay llanto desconsolado ni renuncia en todos los canales de TV. Pero es el mismo 10. El que ama a su Selección . El que la conduce comprometido a full a un triunfo indiscutible contra el Uruguay de Luis Suárez. El gol fue feo, un zurdazo que se desvió en Giménez, la fortuna que no apareció en ninguna final; aunque después compensó la belleza con un caño delicioso, con gambetas que los pibes sólo le vieron a Messi y los grandes a Maradona. Aquí puedes leer la crónica del partido Argentina vs Uruguay.

Desde su pie izquierdo se construyó el súper necesario triunfo de Bauza en su debut con la Selección. Por eso en Mendoza varias veces el estadio se rindió al “Meeeessi, Meeeessi”. Argentina jugó con diez jugadores un tiempo por la roja a dos paradas Dybala, que se fue llorando, pero se equiparó por las ganas y fundamentalmente el talento de Leo y de Mascherano.

Leo arrancó a la derecha, un tanto estacionado en esa posición por detrás del único centrodelantero, aunque en 15 minutos leyó que en partido le pedía otra ubicación y se tiró más por el medio, retrocedió, se enojó, fue al piso con sacrificio. Un Messi completo. Porque a talento con esfuerzo no hay cómo superarlo Respaldado por Masche, que pese a ser un gran central en Barcelona, en Argentina escribió el manual del volante central que sabe todo.

Uruguay fue una versión chata, deslucida, lejos del primer puesto que ostentaba en la tabla. Luis Suárez en alguna jugada aislada demostró que es crack, pero muy poco para un jugador de su categoría. A su favor, el 9 es el que más padece cuando su equipo no tiene juego. Eso le pasó por falta de variantes a su selección y porque la superó la Argentina de Messi.

El que volvió. El que nunca se fue.

Ficha técnica

Argentina-Uruguay 1-0

Argentina: Romero, Zabaleta, Otamendi, Funes Mori, Mas; Biglia, Mascherano, Di Maria (Nico Gaitán, 86’) ; Messi; Dybala y Pratto (Alario, 71’)
Seleccionador: Edgardo Bauza

Uruguay: Muslera; Fucile (Diego Rolán, 86’), Godín, Giménez, Silva; Carlos Sánchez (Gastón Ramírez, 70’), Arévalo Ríos, Corujo, Lodeiro (Cristian Rodríguez, 60’); Luis Suárez y Cavani
Seleccionador: 0scar Washington Tabarez

Gol: 1-0, Messi (43’)

Espectadores: 42.000 en el Estadio Maldivas Argentinas

Árbitro: Julio Bascuñán (Chile). Tarjeta roja a Dybala (45’). Amarillas a Fucile (9’), Dybala (28’ y 45’), Cavani (37’), Giménez (41’), Di María (48’), Lodeiro (58’)

5 Comentarios

  1. claro que que nunca se a ido siempre a estado hay
    aunque algunas personas , me decian que era un cobarde por haberse bajado del barco albiceleste, pero halgo en el fondo de mi corazon albiceleste porque ese es mi equipo aunque en el tiempo que llevo viendo futbol no a ganado nada importante ( y llevo bastante tiempo desde korea 2002)como dicen muchas personas(ya que no cuenta lo de las olimpidas para ellos) yo simpre pense que el iba a volver
    Grande leo siempre te voy a ser tu fan pase lo que pase

  2. Por Yoan Azul

    Viniendo de ti, y con la sensación que han provocado en mí, tú y tus secuaces, me parece que detrás de ese comportamiento escondes algo. Lo cierto es que tus colegas, los que se creen manipuladores, muchos poseen un coeficiente por debajo de la media, y quizás por eso ahora te la vienes dando de letrado.
    Digamos que eres el menos malo, pues para llegar a ser buen comunicador, periodista, o relator, lo primero que se necesita es “ética”, algo de lo que careces. Al parecer esto ha provocado, que la fama que has creado en tu mente, se te ha subido “para la cabeza”. Lo más triste es que esta virtud no la vas a poder comprar con el dinero de los viajecitos, los que cuidas mintiendo al pueblo, si es preciso. En las olimpiadas durante uno de tus insoportables relatos (mi opinión), comentaste que el futbol era el único deporte olímpico donde no estaban los mejores, omitiendo a nuestro buque insignia que casi siempre han peleado contra púgiles de quinta categoría. Cierto que el campo socialista, daba más calidad a los torneos, pero tampoco estaban los mejores. Algunos como Ali, De la Hoya, Floyd Mayweather, Golovkin, Lomachenko, pasaron rápidamente, y como casi todos ingresaron al profesionalismo. Nuestros peloteros jugaban contra trabajadores y estudiantes, después llegó el profesionalismo, se acabó el alarde, y tampoco estaban los mejores.

    En una narración de Baloncesto, durante un partido del TEAM USA, trataste de quitar merito a los de la NBA utilizando como cuartada al equipo de Jordan, puede ser tu opinión, pero si lo repites una y mil veces lo haces con un propósito. Tremendas penas pasaron tus colegas los “cuellos gordos” cuando utilizaron en otra ocasión al equipo femenino, para comparar, sosteniendo que la diferencia de punto no iba a ser la misma. Entonces le pasó un camión por encima, y opinaron que Serbia no había jugado bien. Los éxitos de Bolt fueron narrados con más emoción que los de Phepls (el más grande y más completo de la historia olímpica).

    Durante la narración de la pértiga, uno de los más radicales, sorprendió a todos cuando mandó a hacer “de todo” en las casas. A partir de que Yarita falló los 4.70M, cambiaron la trasmisión para el martillo, que hasta el momento no se le había prestado atención, otra vez los “cuellos gordos”, por cierto.

    Esas tendencias a contemplar el derecho canónico en tus “procesos de elevación” a los altares de los meritorios a santos, en los que te la pasas buscando pruebas que invaliden sus vidas y milagros, te llevan al delirio. No sé si es por designación forzosa en el turno de oficio, o tal vez por la publicidad, o es que representar a “el amigo” permite sacar réditos, o beneficios. Dejando pasar, el dopaje, drogadicción, y los actos violentos. Acciones y hechos que deportivamente hablando son de lo peor. Más aún si eres un referente para las nuevas generaciones. Ahora dime “abogado”, si meterse efedrina, norefedrina, seudoefedrina, norseudoefedrina y metaefedrina (antes o durante un mundial) no es peor que mandarla a las gradas. Cierto que en el deporte como en la vida cualquiera comete un error, mira como en el 90 tu defendido la falló ante la Yugoslavia de Savićević, sucedió que como en otras ocasiones sus compañeros hicieron por la victoria. Lo que pasa es que a la hora de elevar a un crack nos olvidamos del equipo. Curiosamente, te he escuchado hablar poco del matador Kempes, quien para mí en lo individual fue más determinante en la final del 78, que ningún jugador en la albiceleste del 86 (mi criterio). Y digo mi criterio, pues hay que respetar al aficionado o fanático. Cosa que al parecer no has aprendido.

    Mi intención no es cuestionar la calidad, ni establecer comparaciones, que quede claro.

    Primero la emprendiste con CR, llamándole “Pavo Real”, ante las cámaras, faltando de respeto a los seguidores de Cristiano. Luego la emprendes con Messi, con un odio visceral que se vio reflejado, en todo lo que vomitaste durante la gritería de la final olímpica (fútbol). Antipatía que te llevó a firmar un video que anda por toda cuba, donde tus problemas con el alcohol, te impulsaron a gritar:

    “Esto es para el panda de playa Girón, chico tú no sabes que Messi es tremendo pájaro, que Messi le daba el fondillo a Daniel Alves, que Messi es un pendejo, que por eso no gana con Argentina, que es tremendo ganso “

    Es solo una parte del lamentable sonido que emites, ruido cargado de homofobia, quisiera saber si los que defienden estos temas han tenido la oportunidad de ver ese material. Imagino que hubiese pasado si trabajaras en una cadena de respeto. Pero esta responde a otros intereses, los cuales tu respetas como soldadito de plomo.

    Alguien decidió llamarte gigante, y no lo eres, pues grandes son aquellos que hablan lo que creen justo y que responden a los intereses del pueblo, no ustedes que se la pasan detrás del vidrio, con verdades a medias, conclusiones engañosas o falsas. Que se alejan, o tratan de alejar al televidente de la raíz del problema. De esa calaña son la mayoría, por eso cuando se ven afectados de una forma u otra, cambian de parecer y salen hablando por ahí, en contra de sus supuestos principios.

    De nada te sirve apelar a la memoria, o leer de carretilla, haciendo alarde de la información que te brinda internet, cuando los que te miran a través del cristal ven la imagen empañada de un impostor, que va haciendo de clérigo doctorado en derecho, o simplemente representando al diablo.

    • Sinceramente, llevo algun tiempo con la idea de escribir algo sobre ese personaje, pero por cualquier razon(principalmente de tiempo) no lo habia hecho. Ahora te leo y concuerdo casi absolutamente con lo que escribes. Es bochornoso que alguien (microfono mediante) se adjudique el derecho a imponer su criterio sin el minimo de respeto a los demas y fuera de contexto y profesionalidad. A veces me parace que Reinier llega al estudio alterado despues de intercambiar con otras personas y que estas le ganan el pulso, entonces le brota todo ese vomito interno, especificamente sobre un grande del presente como Messi. Es muy llamativo que se mantenga en sus labores, a pesar de su indolencia y del video que se hizo publico y que ya vi (deningrante por cierto). sds a todos

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*