1986-México

El Mundial en el que Argentina jugó con Dios

  • Argentina se impuso en la final a Alemania por 3-2
Maradona levanta el trofeo de campeones del mundo

El país del Tequila fue el encargado de organizar el decimotercer campeonato del mundo. 24 fueron las selecciones que participaron en un Mundial en el que destacó sobre todas las cosas la figura de Diego Armando Maradona. El ‘Pelusa’ fue capaz de hacer lo mejor y lo mejor en torneo de 1986. Lo mejor porque en el partido de los cuartos de final entre Argentina e Inglaterra, hizo el ya conocido ‘Gol del Siglo’.

Maradona cogió la pelota en su propio campo, se marchó de cinco rivales ingleses y, después de regatear al guardameta Shilton, marcó el segundo de su selección. Aquel tanto pasaría a la historia por su belleza. Dieguito recorrió más de 60 metros en algo más de 10 segungos para dejar con la boca abierta a los 115.000 espectadores que llenaban las gradas del estadio Azteca de la Ciudad de México.

Y lo peor porque minutos antes de aquel golazo, Maradona también marcaría… con la mano. En un balón aéreo, el ‘Pelusa’ fue a rematar de cabeza y, ante la salida de Shilton, el 10 de la albiceleste acabó rematando de cabeza. Maradona comenzó a celebrar el tanto mirando de reojo al linier y el colegiado acabó dando como válido el gol. Tras el encuentro, el argentino llegó a decir que “fue un poco con la cabeza y un poco con la mano de Dios”. Fue así como ese gol se bautizó como ‘la mano de Dios’.

Pero no todo fue Maradona en aquel Mundial de 1986. España llegó a este campeonato del mundo con una selección renovada y con ganas de dar guerra…

El personaje

El uruguayo Batista vio la roja directa a los 55 segundos ante Escocia por una dura entrada a Gordon Strachan. Esta expulsión ha sido la más rápida en la historia de los Mundiales.

El Pichichi

Lineker no marcó en sus dos primeros partidos pero acabó el Mundial con seis goles y como el máximo goleador del torneo por delante de Butragueño, Maradona y el brasileño Careca, todos ellos con cinco tantos.

El récord

El polaco Wladislaw Zmuda disputó siete minutos ante Brasil sólo para igualar el récord de partidos disputados en un Mundial que hasta ese momento estaba en manos del alemán Uwe Seeler, que jugó un total de 21 partidos mundialistas. Zmunda entró en el campo cuando su equipo ya perdía 4-0 ante la ‘canarinha’ en los octavos de final de este México 86.

La sorpresa

Marruecos fue la primera selección africana en clasificarse para los octavos de final de un Mundial. Acabó líder de grupo ante Inglaterra, Polonia y Portugal. Los ‘Leones del Atlas’ cayeron eliminados ante la Alemania Federal con un gol de Lothar Matthäus en el minuto 88.

TOMADO: http://www.marca.com/