Un Barcelona fiel a su estilo, aplasta al Madrid, por Chapete

El FC Barcelona  obtuvo una contundente victoria sobre el Real Madrid al derrotarlos 5×1, en un partido donde Luis Suárez se apuntó un hat trick y el técnico blanco quedó al borde de la destitución. El FCB fue fiel a su estilo de dominio y posesión del balón, clásico de la escuela de Cruyff, y de Pep posteriormente, y dio una clase magistral de fútbol, una disertación, sobre todo en el primer tiempo donde terminaron con el marcador a su favor, 2×0, y donde mantuvieron la posesión en un 62%. Para ello Valverde apostó por la misma alineación ganadora del partido anterior contra el Inter, donde Rafinha  y Coutinho acompañaban en ataque a Suárez, en un “hipotético” 4-3-3, que se desdoblaba en un 4-4-2 (con Suárez y Coutinho más adelantados), o en un 4-5-1 con Suárez en punta, retrasando Coutinho y Rafinha sus posiciones a las de interiores para apoyar a Busquet, Rakitic, y Arthur,  logrando así un control en el medio campo casi total, llevando las “manijas” del juego y negándole el balón al rival en buena parte del tiempo.  Por la otra parte, el Madrid, que se sabía sin el control del balón, no le quedó otra que apostar  por el contragolpe, pero ya no tienen a Cristiano, y Bale y Benzema, no están en su mejor momento de forma.

Desde el comienzo del encuentro, el Madrid sintió la ausencia de Carvajal, pues por esa banda Alba fue un cuchillo, desbordando en velocidad y participando en los 2 primeros goles de su equipo (Coutinho y Suárez). Llamó la atención la presencia de Nacho, por el carril derecho, en lugar de Odriozola (jugador más rápido)  pues se decía que Nacho estaba algo “tocado” y atendiendo a que Alba es un jugador bien rápido y que el Barcelona no es un equipo “cabeceador” pensé que quizás Odriozola debió abrir, pero Lopetegui, que es un profesional y sabe lo que hace, alguna respuesta sabia y lógica tendrá para justificar su decisión.

Concluido el primer tiempo y  con el partido 0x2 en contra, y después del baño de futbol recibido, el Madrid, como equipo grande, nunca se rindió, y Lopetegui, obligado por el marcador en contra, hizo un cambio táctico importante, sacando a Varane (aparentemente lesionado), moviendo a Nacho de central, “clavando” a Casemiro entre los dos centrales para jugar con 3 en el fondo y dando entrada a Lucas Vázquez en el 46 como carrilero. A partir de ese momento, el Madrid sacó su casta competitiva y se lanzaron al ataque. A partir del cambio, el Madrid con ganas, con fuerza y con orgullo,  comenzó a dominar,  a llegar creando peligro y embotellando al Barcelona lo cual fructificó en el 50 con el gol de Marcelo. Por otra parte, el Barcelona no reaccionaba y en el min. 54 Ramos estuvo cerca del empate cuando cabeceó y la mandó por arriba. Luego en el min.55, Modric en jugada que resultó clave, la tiró al poste. Por otro lado, Valverde, viendo que su equipo no reaccionaba, sacó a Rafinha, de flojo segundo tiempo, y dio entrada a Semedo como lateral, desplazando a Sergi Roberto como interior por derecha. El equipo tomó aire y justo después que el Madrid desperdiciaba otra oportunidad en el min.67 cuando Benzema cabeceó por fuera un centro de Lucas, entonces se cumplió aquello que “los goles cuando no los haces te los hacen”, pues Sergi Roberto habilitó a Suarez y el matador no perdonó marcando el 3×1 en el min. 74. A partir de ese momento la suerte estaba echada, Dembelé entró en el 74 por Coutinho, Asencio en el 78 por Bale (de mediocre partido), Marcelo, todo un guerrero, se rompió en el 82 y entró Mariano. Finalmente, Suárez aprovechó un error de Ramos en el 83 y marcó el 4×1, y Vidal que había entrado por Rakitic en el 87, marcó el 5to.  a pase de Dembélé. Finalmente sobre el min.90, Benzema volvió a desaprovechar otra oportunidad cuando la volvió a tirarla por fuera.

Sobre Valverde, sin discusión acertó con los cambios y respetando siempre que es un profesional, excelente técnico y por ende,  el que más preparado está para gestionar  la plantilla que administra, solo mencionar, que desde mi punto de vista como aficionado,  me hubiese gustado que los cambios los hubiese realizado antes pues considero que la demora pudo costar el empate.

Resumiendo: el Barcelona fue muy superior pero el Madrid merece respeto por su historia, y  por el esfuerzo y entrega de sus jugadores que nunca se rindieron. A Lopetegui NO HAY NADA QUE REPROCHARLE, pues le entregaron un equipo, mal conformado, con necesidad de recambios, y con ausencia de goleadores. La dirección deportiva del Madrid y su presidente son los máximos responsables de la situación actual, y NO SU TÉCNICO. Después de este resultado, es muy probable que Lopetegui sea el “sacrificado” pues ya los MEDIOS BLANCOS han mostrado titulares como: “Manita y… ¿a la calle?” (MARCA) y “EL Barca despide a Lopetegui” (AS), haciendo referencia a su posible destitución. Por supuesto que estos MEDIOS no hacen referencia a que este equipo perdió los 50 goles de su goleador histórico y no los intentaron reponer con algún goleador de peso (para tratar de compensar),  o que este mismo Madrid, con Cristiano en nómina, quedó a 17 puntos del primer lugar en la pasada liga, y que desde diciembre pasado, en la primera vuelta, ya estaban a 14 puntos y prácticamente habían perdido la liga, y que luego a principios de enero  también habían perdido la Copa, y que  también fueron goleados en el primer clásico de la temporada pasada 2017-2018 (con Cristiano), 0x3, pero los MEDIOS BLANCOS no se pronunciaron por despedir  a Zidane considerando los pésimos resultados obtenidos en ese momento. Al final la “polémica” victoria en champions (pues con VAR no ganaban) “maquilló” la temporada por lo que siendo analíticos, se podía inferir, que inclusive con Cristiano, este Madrid necesitaba al menos un delantero para complementar a su estrella, pero después que este se marchó, necesitaban al menos 2 buenos goleadores, pues Benzema está de lágrimas y así lo muestran sus números en las últimas 3 temporadas, y Bale se lesiona demasiado (ha jugado 200 partidos con el RM pero ha faltado a 103 encuentros lo que implica que se pierde un partido de cada tres). Por otra parte, Asencio e Isco, son muy inestables y a Mariano no le tienen confianza.  Al final contrataron lo que no les hacía falta (un portero) y a un chico de 18 años (Vinicius) que está claro que aun está muy verde, pero Florentino nunca asumirá su cuota de  responsabilidad en la situación actual y lo más fácil será DESPEDIR A LOPETEGUI.

Considero que aunque cambien de entrenador, si mantienen el mismo equipo, sin reforzarse en el mercado de invierno, los resultados serán los mismos, pues este equipo no tiene goleadores. Al final, NO SE LE PUEDE PEDIR PERAS AL OLMO.

Saludos a todos,

Chapete

4 Replies to “Un Barcelona fiel a su estilo, aplasta al Madrid, por Chapete”

  1. Tremendo resumen chapete………….eso es lo que pasa en el madrid………….faltan jugadores claves……….y que ramos se baje de burbuja que le crearon…gracias.

  2. Por supuesto que el cabeza de turco elegido ya ha sido Lopetegui, digno de lástima, perderse el Mundial con España por ir al Real Madrid y no durar allí ni 6 meses. Sin embargo lo único que hizo fue recoger un equipo al que ya con CR7 le costaba ganar la Liga, y meterle unas ideas de juego de posesión que se sumaban a la confusa identidad futbolística que traían desde hace un tiempo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*