Otro autobús en el Camp Nou

  • Marcelino intentó plantar un muro al estilo Quique Sánchez Flores o Abelardo, pero tampoco le salió del todo bien

  • La dupla Messi-Suárez volvieron a desatascar al Barcelona y el uruguayo tumbó la puerta

Messi, rodeado de rivales

Se vio el Valencia menos atrevido de la temporada. Marcelino García Toral quería salir vivo del Camp Nou e intentó sin fortuna asegurar el 0-0. El técnico asturiano llegaba a Barcelona sin varias de sus figuras. Faltaban Guedes, Murillo, Garay o Kondogbia y Zaza, que arrastra molestias, se quedó en el banquillo.

Con este panorama, salieron replegados, bien cerrados y a intentar aguantar como se pudiera. El clásico autobús, con todo el Valencia por detrás del balón y normalmente en campo ché. Un muro. Infranqueable, gélido, que al revés del de Juego de Tronos, esta vez estuvo guardado por caminantes blancos. Porque durante el primer tiempo, los jugadores valencianistas casi no tuvieron que correr. Eso sí, supieron cerrar bien los espacios a pesar del acecho culé, que se contagió por momentos del frío que llegó ayer a Barcelona o del helado ambiente que transmitía el Camp Nou, con la mitad del aforo para presenciar una semifinal de Copa del Rey. 50.959 aficionados que desafiaron la amenaza de nieve para animar e intentar empujar al Barça hasta la que sería quinta final consecutiva en el torneo del KO.

El cuadro azulgrana se encalló en el primer tiempo, le faltó ritmo y poco tuvo que hacer el Valencia que tampoco inquietó la portería de Jasper Cillessen, el portero de la Copa.

Marcelino había tomado buena nota del planteamiento de Quique Sánchez Flores en la vuelta de los cuartos de Copa o del Pitu Abelardo en el último partido liguero en el Estadi.

El entrenador ché imaginó que la fórmula podía funcionar en su Valencia. Aunque para romper muros, el Barcelona tiene a una pareja impecable. La conexión Messi-Suárez volvió a funcionar. El argentino arrastró a toda la defensa mientras condujo el balón dentro del área para acabar centrando al segundo palo. Allí la esperaba Suárez, que ha marcado 16 goles en los últimos 16 partidos, para tumbar la puerta.

Esta vez , como ante Espanyol o Alavés, al Barcelona le volvió a salir bien. Pero deberán ser imaginativos a partir de ahora, porque cada vez más rivales vendrán a jugar a lo mismo. Y viendo los últimos encuentros Antonio Conte, desde Londres, podría estar poniendo a punto su autobús de Chelsea.

Acerca de neymar11

Mi nombre es Jorge Infante Verdecia, vivo en la provincia de Holguín. Soy fiel seguidor del FC Barcelona y Brasil, es decir fanático del buen fútbol. Por eso mi jugador favorito es Neymar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*