Suárez dirige la conquista de Anoeta

El líder no encuentra obstáculos en la Liga. El estadio donde más apuros ha pasado en los últimos años claudicó ante la ambición del Barcelona. Esta vez fue Suárez quien puso cara a la felicidad de un equipo que plantea un nuevo interrogante. Invicto después de media Liga, y después de visitar algunos de los estadios más complicados, tal vez sea capaz de ganar una Liga sin derrota como hiciera, precisamente, la Real.Tenía Anoeta algo de kriptonita para el Barcelona. Da igual cómo acudan los azulgranas que se desfiguran en el estadio donostiarra, mucho más que en otros recintos habitados por equipos más ricos en presupuesto y en puntos. Parecía el año perfecto para romper con la maldición, con un expediente inmaculado en Liga, pero el primer tiempo fue un martirio para los azulgranas por obra y gracia de una excelente Real.

La receta no fue revolucionaria, aunque Eusebio sí sorprendió con un par de retoques en el once. Canales y Juanmi perfilaron un 4-4-2 y ambos fueron protagonistas estelares en el juego. Sufrió el Barça porque la Real gestionó muy bien la pelota, recuperó rápido y mezcló bien, posesiones largas en corto y balones largos a los puntas, que generaron mil y un apuros. Pero donde se fraguó la superioridad fue en el centro del campo.

Sin Iniesta, Busquets no encontró socio en Rakitic, Paulinho y André Gomes. En cambio, Illarra sí encontró socios en Zurutuza, Canales y Prieto. El veterano interior tiene un guante en el pie derecho, ya se sabe. Fue el origen del 1-0, con una banana que remató Willian José picada, dificultando a Ter Stegen con el bote rápido.

La ventaja dio confianza a la Real, que se desplegó como si las críticas a Eusebio fueran un mal sueño. Es verdad que los resultados no perdonan a nadie, pero es que la Real jugaba con una jerarquía de Champions. Surgió entonces González González, que no tiene suerte con la Real. Interpretó falta donde sólo hubo un error de Rakitic y anuló el 2-0 a Willian José.

Seis minutos después, la ambición realista obtuvo premio, tras un jugadón de Canales. Tiró la diagonal hacia su campo, esperó a un desmarque y sirvió un balón suave. Juanmi eludió el fuera de juego y tiró cruzado. Tocó Sergi Roberto y a la red.

El líder estaba contra las cuerdas en el peor escenario posible. Su reacción fue vigorosa y llegó por el carril más prolífico de los últimos tiempos, el izquierdo. Recibió Jordi Alba, atrajo la atención y habilitó a Suárez en el extremo zurdo. El uruguayo hurgó en el costado y sirvió a Paulinho, que no deja ni las migas.

El gol tuvo mucho significado. Con todo lo que había remado la Real, con lo bien que había jugado, sólo estaba un gol por encima. Y eso ante el Barça es muy poco. Menos aún si el cansancio relaja la presión y aparecen los cracks rivales. Sin cambios, el equipo de Valverde compareció con otro aire tras el descanso, gestionando mucho mejor la pelota. Pese a un temprano aviso de Canales, amagó Messi y golpeó Suárez con dulzura. Un gol monumental, tocando la pelota desde el costado del área a la escuadra contraria con elegancia.

No se conformaron los azulgranas, que subieron un puntito el ritmo con la entrada de Dembélé. En cambio, la lesión de Zurutuza mostró el enorme esfuerzo realizado por los locales, que cometieron errores lógicos. En una salida mal medida de Rulli anticipó Vermaelen y Suárez, insaciable, rebañó el gol. Remontada consumada en medio de un diluvio, ante un rival complicadísimo y en un escenario gafe. El broche del golazo de Messi de falta directa a la escuadra coronó a un equipo y a un entrenador que, hoy por hoy, no encuentra respuesta en la Liga.

TOMADO: http://www.marca.com/

Acerca de neymar11

Mi nombre es Jorge Infante Verdecia, vivo en la provincia de Holguín. Soy fiel seguidor del FC Barcelona y Brasil, es decir fanático del buen fútbol. Por eso mi jugador favorito es Neymar.

2 Replies to “Suárez dirige la conquista de Anoeta”

    • Claro, y como falta todavía `pa perderlo, jajajaj. Si supieran lo que me pasó a mí. Cuando el juego estaba 0-2, unos cuantos amigos madridistas míos, me empezaron a timbrar, jajajjajaja, al final del juego, apagaron el móvil todos. JAjajaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*